Seguridad Alimentaria

Modelo de finca integral sostenible, bajo las condiciones y características del Departamento del Guaviare.

        

FORTALECIMIENTO DE LA SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA

La organización Hilfswerk Austria, desarrolló un trabajo enfocado al fortalecimiento de la seguridad y soberanía alimentaria.

     

Una finca integral, implica tener en cuenta no solo los aspectos productivos como los Cultivos y los Bovinos o especies menores,  sino tener un abordaje mucho más amplio que cobije el componente ambiental, social, cultural y económico, ya que la integralidad se basa en la armonía que debe existir entre el hombre y el medio que lo rodea, y de cómo el conocimiento o las acciones de aquel ser pensante, permiten un aprovechamiento sostenible y sustentable, sin alterar el normal equilibrio que siempre ha existido y que debe seguir existiendo.

Es así como desde el proyecto Sí Guaviare, se trabajó con 20 fincas integrales modelos para la conservación y ordenamiento de cuencas: que incluyen seguridad alimentaria.

Con las comunidades indígenas se realizó el trabajo con las denominadas CHAGRAS

   

La chagra es una palabra de origen quechua referente al cultivo de los pueblos indígenas. El término se extendió con la colonización española en Sudamérica generalizando los espacios de siembra, espacios que en panamazonia y Orinoquia transforman la selva y la sabana.

Las chagras tradicionales asocian varias especies de pan coger como la yuca, plátano, ají, maíz, ñame y varios tubérculos más, a la vez que siembran frutales como ácimo, maraca, uva caimarona, cascotillo, umari, chontaduro, guamas, papaya, aguacate, etc; palmas para la elaboración de artesanías como el cumare; arboles de uso cotidiano como el calabazo y  achiote, árboles y plantas de uso ritual y medicinal como la jagua, el yopo, bejucos como el yagé, tabaco y coca, entre muchas más especies que varían según sea el pueblo que las trabaje o apetezca.